¿Es bueno el CrossFit para los más pequeños?

Una infancia basada en la actividad física y la buena alimentación es garantía de éxito para que los más pequeños crezcan sanos, física y mentalmente. Aunque tenga muchos detractores, que piensan que afecta a su crecimiento, cada vez son más los que hablan del CrossFit como una actividad complementaria ideal, de cara al correcto desarrollo físico de los más pequeños. Lo consideran un estímulo altamente positivo para ellos, esponjas cuyas neuronas están deseando crear nuevas conexiones, tanto físicas como psicológicas.

· Les ayuda a estar en forma y a adquirir una rutina, ya que todo lo que se cree durante la infancia será la base de su futuro.

· Les puede ayudar a adquirir/mejorar la confianza en ellos mismos y a crear sentimiento de grupo.

· Les ayuda a focalizar objetivos, a luchar a dedicarse y a trabajar por mejorar y conseguirlos.

· Les permitirá adquirir una disciplina: la llave para conseguir las metas que se propongan.

· Les ayuda a mostrar respeto hacia ellos mismos, su entrenador y sus compañeros.

Esta claro que después de haber arrasado entre los adultos, el CrossFit es un deporte que se cuela poco a poco entre los gustos y las aficiones de los más pequeño. El coach les exigirá la máxima atención, concentración y dedicación en sus entrenamientos. La rutina se basa en repeticiones con el mismo peso de su cuerpo, rutinas de menos de 30 minutos a poca intensidad, nociones básicas de nutrición y la iniciación en una actividad física como el CrossFit, ya que la idea en todo momento es introducirles en el mundo del ejercicio, de forma divertida.